(034) 635 31 96 88 (034) 900525801

Odayakaschool info@odayaka.es

Odayakaschool

¿Cataplasmas con Especias?

Aunque parezca mentira, muchas especias fueron utilizadas antes por sus propiedades curativas que por sus cualidades saborizantes.

Una de las formas más sencillas y efectivas de utilizarlas y beneficiarnos de sus propiedades, es aplicarlas en forma de cataplasmas, ya que estas, aplicadas sobre la piel, facilitan que esta absorba parte importante de las sustancias curativas que contienen, las cuales pueden ayudarnos a reducir la inflamación de las articulaciones, aliviar los síntomas de la gripe…

Te proponemos algunas cataplasmas con las especias como ingrediente principal, las cuales te ayudarán a aliviar determinados malestares:

  • Pimentón picante: esta especia es una mezcla de diferentes pimientos picantes entre los que se encuentran la cayena y la guindilla. De un intenso color rojizo, cuando es aplicado en cataplasma actúa como un excelente analgésico natural, ya que sus componentes son inhibidores de los impulsos nerviosos que transmiten el dolor al cerebro. Proporciona un gran alivio en las contracturas, como relajante muscular.
  • Cúrcuma: de un precioso color amarillo anaranjado, esta especia, procedente de la india, es muy conocida por sus propiedades antiinflamatorias y su capacidad para activar la circulación sanguínea de la zona donde es aplicada. En cataplasma, es una gran ayuda para aliviar el dolor en tendinitis y esguinces, al tiempo que, los tendones y ligamentos afectados se reparen en un menor espacio de tiempo.
  • Laurel: sus hojas, ricas en vitaminas del grupo b, Favorecen la relajación de la musculatura y su alto contenido en potasio y magnesio, ayuda a mitigar los calambres que se producen en pies y piernas.
  • Romero: las finas y alargadas hojas de este arbusto, mejoran la circulación sanguínea gracias al alcanfor contenido en su aceite esencial. Estas hojas pueden utilizarse tanto frescas como secas para los moretones, si las aplicamos justo después del golpe, evitará que estos aparezcan.
  • Mostaza: esta planta asiática tiene unas semillas que pueden ser de color blanco, negro o pardo, pudiendo utilizarse cualquiera de ellas en la preparación de la cataplasma. Con grandes propiedades expectorantes y antiinflamatorias, muy beneficiosas para las vías respiratorias, ya que alivia significativamente los síntomas de la bronquitis y la gripe. Es muy recomendable en dolores articulares y musculares, a que aumenta la circulación sanguínea de la zona donde se aplica la cataplasma debido al calor local que provoca. No debe aplicarse más de cinco minutos en cada zona, ya que puede irritar la piel.
  • Jengibre: de esta planta asiática se utiliza su raíz, aromática y picante, pudiendo usarse en rodajitas o triturándola, en polvo. Si aplicamos en cataplasma, mejor en polvo. Tiene una gran capacidad de generar calor, tanto superficial como profundamente; muy indicada para artrosis en manos, rodillas e incluso en columna vertebral. Aumenta el riego sanguíneo, aliviando el dolor y la rigidez.

Como preparar las cataplasmas con especias

Cuando vamos a preparar una cataplasma, elegiremos las especias en polvo, en caso de tenerlas en forma de semillas u hojas, las machacaremos concienzudamente hasta transformarlas en un polvo más o menos fino en cantidad suficiente para cubrir la zona a tratar. En un cuenco de vidrio, cerámica o madera, mezclaremos el polvo con agua a una temperatura aproximada de 40ºC, removeremos ligeramente con una espátula o cuchara de madera hasta conseguir una pasta espesa y homogénea.

Cortaremos un trozo de tela de algodón o lino, un poco más grande que la zona a tratar, esparcimos la mezcla sobre la tela con la espátula, intentando que queda un espesor de aproximadamente 5 milímetros, colocamos el preparado sobre la zona afectada, de forma que quede en contacto directo con la piel y la tela por encima. Podemos dejarlas desde 5 minutos hasta varias horas, teniendo en cuenta nuestra sensibilidad y los ingredientes utilizados.

Antes de aplicar algunas cataplasmas como las de jengibre, mostaza o pimentón, es conveniente realizar una prueba de tolerancia en el antebrazo con un poco de producto, ya que debido al calor que generan, pueden producir irritaciones; si este es el caso, retirar, lavar con agua fría y aplicar un poco de gel de aloe vera.

Otra forma de hacerlas más tolerables para pieles sensibles e incrementar sus propiedades, es mezclarlas con arcilla verde o blanca.

 

Author Info

Odayaka

No Comments

Comments are closed.