(034) 635 31 96 88 (034) 900525801

Odayakaschool info@odayaka.es

Odayakaschool

Ayurveda: Las Doshas

En el Ayurveda, la medicina tradicional de la India, existen tres fuerzas vitales primordiales o “humores” derivadas de los cinco elementos, los cuales son:

  • Éter (Aakash) : significa espacio que permite la existencia de todo, incluida la comunicación entre dos partes del cuerpo; por ejemplo, los espacios sináptico, intracelular o abdominal, así como la autoexpresión.
  • Aire (Ain),: es gaseoso y posee cualidades aéreas; es ligero, dispersante, claro y seco. Rige todo el movimiento, la dirección y el cambio, agita toda la creación para dar lugar a la VIDA… el aire está presente, por ejemplo, en abdomen y pulmones y su cualidad de movilidad puede percibirse en todos los movimientos del cuerpo, especialmente en los mensajes que circulan por el sistema nervioso.
  • Fuego(Agni) : este posee la cualidad de la luz y el calor, es seco y de movimiento ascendente. Rige la percepción y toda la transformación del cuerpo; es el responsable del color del organismo, el lustre de las mejillas, el brillo del pelo, la luz de nuestros ojos, la temperatura y color del organismo.
  • Agua(Jala) : es liquidez o movimiento fluido que aporta cohesión, manteniendo todo unido; es de flujo descendente, fría y carece de forma propia. Está presente en todos los fluidos del cuerpo, incluida la orina, las heces, la sangre, la mucosidad y la saliva.
  • Tierra (Prithvi) : es materia, estabilidad y solidez, es dura y pesada; aporta forma y sustancia al cuerpo. Está presente en la estructura física del organismo; órganos, músculos, huesos, tendones, dientes…

a estas fuerzas primordiales o “humores”, se las conoce como Doshas, las cuales son las responsables de todas las funciones (físicas y psicológicas) del cuerpo. Estas Doshas son tres: Vata, Pitta y Kapha.

Las Doshas se crean de la siguiente forma:

  • El éter y el aire crean el principio aire: Vata
  • El fuego y el agua dan lugar al principio fuego: Pitta
  • La tierra y el agua producen el principio agua: Kapha

podemos definir la Tridosha como La anatomía humana y su fisiología, las cuales están controladas por los tres humores. La aplicación de la teoría Tridosha por tanto, nos permite determinar la constitución individual o Prakruti, lo que facilitará entre otras muchas cosas, diagnosticar una enfermedad y seleccionar una medicina adecuada para ella. La Tridosha también nos orienta sobre la dieta apropiada para la persona.

Aunque los tres Doshas se alojan por todo el cuerpo, Vata domina la zona situada por debajo del ombligo, pitta la que se encuentra entre el ombligo y el corazón, y kapha la que hay por encima del diafragma. A continuación, veremos los principales atributos y funciones de cada una de las Doshas.

Atributos y funciones de Kapha

Kapha: las moléculas kapha son pesadas, estables, suaves, blandas, viscosas, adherentes y húmedas. Son frías al tacto, de color blanco y de sabor dulce y ligeramente salado. Las moléculas kapha tienden a unirse entre ellas dando lugar moléculas mayores. Kapha constituye la masa corporal y lo que le da forma. Las moléculas kapha de los huesos (predominio de tierra) son responsables de la fuerza, estabilidad y firmeza del cuerpo.

El componente acuoso de kapha es responsable de la formación y mantenimiento de los líquidos intracelulares, intersticiales e intravasculares.

El fluido intersticial previene la fricción entre las células y al mismo tiempo sirve de medio a través del cual se nutren. Los nutrientes del cuerpo son kapha, por ello este Dosha es responsable de todos los procesos anabólicos, incluidos el desarrollo, crecimiento del cuerpo y curación de las heridas.

Las moléculas kapha de los músculos dan fuerza al cuerpo, la de los tejidos grasos le dan forma, y las del semen son responsables de la fertilidad. El cerebro y los tejidos nerviosos contienen sobre todo moléculas kapha, que influyen en la memoria, el conocimiento, la ausencia de avaricia, la indulgencia y otras cualidades de naturaleza sátvica.

Kapha gobierna los sistemas inmunitario y endocrino. El exceso de kapha se manifiesta bajo forma de mucosidad en el pecho, en la garganta y en la cabeza, siendo la causa de obesidad, estreñimiento, dificultades respiratorias, depresión, indiferencia, etc.

Sede. Se manifiesta como mucosidad en los pulmones, en los bronquios, el estómago e intestino, en los órganos sexuales y nariz, en la cabeza y las orejas.

Exceso. Se almacena en los pulmones, bronquios, cabeza, nariz, boca, articulaciones, garganta, estómago e intestino. Se equilibra a través del vómito terapéutico, el masaje y la dieta.

Trastornos: Estreñimiento, catarros, edemas e hinchazón, sinusitis, diabetes, tumores. Son afecciones que causan pesadez, y se caracterizan por la formación de estructuras de bloqueo.

Rasa. Los sabores picante, amargo y astringente reducen los niveles de kapha. Por el contrario, los sabores dulce, ácido y salado excitan este Dosha.

Los alimentos apropiados para kapha deberían ser calientes, ligeros. Se deberán evitar los alimentos pesados, grasos, líquidos, fríos, aceitosos, fritos.

Atributos y funciones Pitta

Pitta representa el calor, la energía o el fuego del cuerpo. El componente energético de pitta es un principio activo, mientras que el componente acuoso es un vehículo.

Pitta es caliente, ligero, claro, ligeramente viscoso y con poder de penetración, de consistencia líquida y por tanto móvil. Es de sabor picante y agrio y de olor fuerte. Su tendencia es a desplazarse hacia arriba, mientras que cuando domina el elemento líquido, tiene tendencia a hacerlo hacia abajo.

Pitta aumenta los procesos catabólicos en cualquier parte del cuerpo, es decir rompe moléculas kapha de mayor tamaño y las transforma en otras más pequeñas. También aumenta el movimiento de las moléculas Vata. Aumenta la producción de calor y la temperatura corporal, el apetito y la sed.

Mantiene el color, la complexión y el brillo de la piel.

Conserva la visión.

Los diversos enzimas digestivos llamados genéricamente pitta, son los responsables del proceso digestivo en el tracto intestinal y en los tejidos.

La actividad del sistema nervioso central, la mente y los sentidos dependen de pitta.

Las cualidades de naturaleza sátvica y rajásica y las emociones como la alegría, el miedo, la rabia y el valor dependen de pitta.

Pitta gobierna el sistema digestivo y el metabolismo. Un exceso de pitta se

manifiesta bajo forma de bilis o acidez del estómago e intestino, siendo causa de gastritis y úlceras, calor o inflamación los distintos órganos, o irritabilidad nerviosa, etc.

Sede. Principalmente en el intestino delgado, aunque existen cinco subtipos que se encuentran repartidos por todo el cuerpo: tracto gastrointestinal, piel, ojos, corazón y cerebro.

Exceso. Se acumula en el intestino delgado, en la bilis, en el hígado, en los ojos, en el estómago, en las glándulas sudoríparas, en el tejido adiposo y en la sangre. Se equilibra a través de la purga, el masaje y la dieta.

Trastornos. Alteraciones del metabolismo, problemas digestivos, dolencias en hígado, intestino, de los ojos, irritaciones cutáneas, vómitos, vértigo, cefaleas.

Trastornos en los que se experimenta expansión y aumento de calor.

Rasas. Los sabores dulce, amargo y astringente apaciguan pitta. Los sabores ácido, salado y picante aumentan dicho dosha.

Los alimentos apropiados son frescos, tibios, básicamente vegetarianos. Desaconsejada la carne, los huevos, el café y el alcohol.

Atributos y funciones Vata

Las moléculas Vata son ligeras, diminutas, claras, ásperas y secas. Son frías y móviles. Su presencia se constata por sus acciones. Controla todos los movimientos del cuerpo y es responsable de la organización de los tejidos.

Da forma al embrión.

Tiene efecto desecante en el cuerpo, así como sobre pitta y kapha. Al estimular el movimiento, aumenta el catabolismo del cuerpo. Vata es el dosha dominante, pues controla todos los movimientos del cuerpo y las acciones de pitta y kapha, de los tejidos corporales y los productos de desecho.

Es responsable del origen, mantenimiento y destrucción de la vida. Controla la acción del cerebro y la médula espinal, y coordina y armoniza los movimientos.

Lleva los impulsos sensoriales a sus centros y mantiene la eficacia de los órganos de los sentidos.

Los sentidos del oído y el tacto, junto con sus órganos sensoriales, se originan a partir de Vata.

Controla el habla y su centro. Controla el centro respiratorio y los movimientos de la respiración. Controla la mente y el intelecto.

Vata gobierna los sistemas nervioso y circulatorio. Un exceso de Vata se manifiesta bajo forma de aire en el colon y en las articulaciones, causando molestias tales como rigidez, parálisis, hipertensión, colitis, dolores, inestabilidad psíquica, etc.

En estado normal de equilibrio, los doshas mantienen el funcionamiento del cuerpo, pero cuando están corrompidos provocan enfermedades. Los doshas desempeñan un importante papel en la patogenia, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades. Cuando hay desequilibrio anormal de la composición de los tres Doshas, es decir cuando uno o más prevalecen sobre los otros, o resultan más débiles, es cuando pueden intervenir la medicina y el masaje ayurvédicos. Este sistema de medicina es preventivo y cualquier observador atento y preparado detectará el desequilibrio de fuerzas que componen el organismo mucho antes de la aparición de la enfermedad.

Para tal fin, el terapeuta no ha de dedicarse a la búsqueda ansiosa del órgano enfermo, sino que ha de dedicarse a estimular las energías presentes en el cuerpo del paciente, que han de estar en condiciones de fluir libremente.

Sede: Cavidad craneal (en relación con el sistema nervioso).

Cavidad de la garganta (relación con las cuerdas vocales y la inspiración del aire). Cavidad toráxica (relacionado con los latidos del corazón, la circulación de la sangre y la expiración del aire).

Cavidad abdominal (transporté y absorción de los alimentos).

Cavidad pélvica (expulsión de las heces, gases, orina, feto, menstruación y esperma).

Exceso. Se almacena en forma de gas en el colon y provoca desarreglos en el intestino grueso, en la región pélvica, en las articulaciones, en los huesos y la piel. El exceso se corrige con enemas, masaje, dieta y el preparado a base de hierbas denominado Niragada.

Trastornos. Vata alterado se advierte como rigidez, calambres, dolor articular, muscular o en los tendones (en general, todos los dolores son una manifestación de un desarreglo de Vata), sudor, estreñimiento o diarrea, trastornos nerviosos, trastornos menstruales, depresión, stress, problemas cardiacos y de los pulmones, todas las enfermedades psicosomáticas, trastornos en la garganta, hipo, asma, digestión difícil, enfermedades de la vejiga y ano. En general, se trata de dolencias que se manifiestan como un cierre del cuerpo al exterior.

Rasas: dulce, ácido y salado reducen Vata. Los sabores picante, amargo y astringente incrementan el citado dosha.

Los alimentos más indicados son los aceitosos, calientes y bien cocidos. Se evitarán los alimentos fríos.

 

 

 

Author Info

Odayaka

No Comments

Comments are closed.