En este momento estás viendo ¿Qué es el masaje californiano?

¿Qué es el masaje californiano?

El masaje californiano, también conocido como sensorial o Esalem, está considerado no solo una técnica de masaje, sino un tratamiento corporal integral, el cual aúna cuerpo y mente.

Es una combinación ecléctica de principios y técnicas de diversas disciplinas, que incluyen el masaje sueco, la terapia sacrocraneal, la kinesología aplicada, el entrenamiento de conciencia sensorial, el tai chi, la conciencia gestáltica y el yoga entre otros.   A pesar de sus raíces variadas, el masaje Esalen se puede distinguir por el tipo de golpes que utiliza para conectar y unificar todo el cuerpo

Este masaje tiene su base en dos conceptos bien definidos: la unión cuerpo-mente como un todo, (no como un cuerpo de partes separadas para ser manipuladas) y la importancia del tacto consciente.

La técnica nos permite trabajar a un nivel más allá de lo físico, promoviendo en el receptor un estado de confianza absoluta a través de un viaje interior de entrega total, lo que le conduce a una suave sensación de recogimiento y protección, con ausencia absoluta de tensiones y bloqueos. Se suele aplicar un aceite ligero a la piel del cliente para reducir la fricción de las técnicas.

El cuerpo en su totalidad es recorrido con largos y fluidos movimientos, lo que consigue relajar el sistema nervioso. En este masaje, se utilizan ritmos diferentes para que la mente deje de controlar; codos, antebrazos, pulgares… delimitarán las diferentes zonas a trabajar y la profundidad de dicho trabajo.

El masaje sensorial/californiano nace de la premisa de que, los bebés que han disfrutado de mimos, abrazos, caricias, amor…son, en la edad adulta, diferentes a aquellos que han sido desprotegidos y privados del tan deseado y necesario contacto amoroso.

Otra característica definitoria, es que es en gran medida intuitiva.  En lugar de trabajar en el cliente, el terapeuta trabaja con el cliente, escuchando atentamente los mensajes que se comunican a través del cuerpo del cliente y respondiendo en consecuencia. El masaje californiano, a veces se describe como una \”meditación en movimiento\”, debido en parte a la dedicación incondicional de quien lo imparte.

El masajista puede empezar apoyando ligeramente una mano o las dos en una posición neutra sobre el cuerpo del cliente (técnica que se suele utilizar en la mayoría de los tipos de masaje). Esto no sólo ayuda al profesional a sentir la respiración del cliente y a conectar con ella, sino que también dirige la atención del cliente hacia su interior. Una vez que el cuerpo del cliente se siente invitado, el masajista comienza a moverse con movimientos largos, fluidos y extremadamente lentos, los cuales abarcan todo el cuerpo, acompasando sus propios movimientos con el de las técnicas que imparte, sincronizando ambos como si de una danza se tratara…Estas caricias ayudan a crear una sensación de conexión y plenitud en el receptor. No hay transiciones bruscas, sino un flujo de movimientos manuales integrados y fluidos, diseñados para deslizarse sin esfuerzo sobre la totalidad de la superficie corporal.

Las bases del masaje californiano

Dado que el masaje Esalen incorpora técnicas de diversas disciplinas y se basa en la intuición del profesional, no habrá dos sesiones de masaje exactamente iguales. Al igual que el resto de las técnicas, el masaje californiano tiene unas bases bien diferenciadas, entre las que podemos destacar:

  • La lentitud en la ejecución; con unos movimientos envolventes, sutiles, largos, suaves y extremadamente lentos, el masaje sensitivo permite descomprimir no solo los músculos contraídos sino también las energías adormecidas.
  • Desbloquea la energía estancada, permitiendo que esta fluya libremente, provocando unas sensaciones únicas de renovación, descanso y liberación.
  • Despierta la sensibilidad; desde el momento que se eliminan los bloqueos, la energía fluye, la respiración se acompasa, la piel se nutre, la circulación energética y sanguínea aumenta…
  • es una completa forma de trabajo corporal, la cual aquieta la mente de masajista y receptor, consiguiendo una absoluta conexión que,  unida a la respiración de ritmo natural y fluido, permite alcanzar un estado meditativo.

Otras técnicas habituales del masaje californiano son los estiramientos suaves, el balanceo rítmico y la movilización articular pasiva, la cual ayuda a ampliar el rango de movimiento.

Beneficios del masaje californiano:

  • con este masaje, conseguiremos una profunda relajación
  • libera contracturas y elimina bloqueos
  • mejora la movilización articular, ampliando el rango de movimiento
  • mejora la presión arterial
  • mejora el flujo linfático
  • alivio en los casos de ansiedad y estrés
  • induce al sueño…

En conclusión, el masaje Californiano tiene un enfoque único y holístico para llevar a un equilibrio y sanación conjunta de cuerpo, mente y espíritu. Con su enfoque en la conexión, la presencia y el bienestar integral de la persona, el masaje californiano puede proporcionar una experiencia profundamente relajante y desestresante, la cual puede beneficiar de muchas maneras al receptor de esta técnica tan envolvente.

Como cualquier otra técnica, este masaje también tiene contraindicaciones; el profesional te indicará cuales son y si puedes recibir una sesión sin ningún tipo de riesgo.

Si deseas aprender a impartir este masaje, ponte en contacto con nosotros e infórmate de los próximos cursos en tu ciudad pinchando aquí

La información vertida en este blog no pretende dar consejos médicos ni de salud, mucho menos sustituir a los profesionales correspondientes. Ante cualquier duda, consulte con su proveedor sanitario
Referencias
Beck, M. F. (2017). Theory and practice of therapeutic massage (6th ed.). Boston, MA: Milady.
    Goldman, M. (2012). The American soul rush: Esalen and the rise of spiritual privilege. New York: New York University Press.
    Horan, P. M. (2007). Connecting through touch: The couples’ massage book. Oakland, CA: New Harbinger.
    Jordan, P. (1998). Esalen massage. American Fitness. 16(1), 44-48.