En este momento estás viendo ¿Pedicura spa en casa? ¡Claro que sí!

¿Pedicura spa en casa? ¡Claro que sí!

En nuestra ajetreada vida diaria, dedicar tiempo para cuidar de nosotros mismos a veces puede ser un desafío. Sin embargo, esto es algo más que un simple lujo, es una necesidad para nuestro cuerpo y nuestros sentidos.  Dentro de estos cuidados, la pedicura es una práctica esencial para mantener la salud y belleza de nuestros pies. Afortunadamente, con la guía adecuada y algunos consejos expertos, ahora es posible lograr una pedicura en casa que rivalice con los resultados de un salón profesional.

En este artículo, facilitaremos recrear la experiencia de una pedicura de calidad en la comodidad de tu hogar. Desde la preparación hasta los ingredientes naturales esenciales, descubrirás que darles a tus pies el cuidado que merecen no sólo es accesible, sino también relajante y gratificante. ¡Prepárate para sumergirte en el arte de la pedicura casera y descubrir cómo tus pies pueden lucir y sentirse tan bien como si hubieras visitado un spa de lujo!

 

Te compartimos algunas recetas que pueden ayudarte a reproducir un pedicura spa en casa sin comprometer la salud de tu piel.

Para piel seca e irritada: Mascarilla hidratante para pies de huevo, plátano, leche, miel y aceite de oliva

Ingredientes:

  • 1 huevo batido
  • 1 plátano machacado
  • 3-4 cucharadas de leche
  • 2 cucharadas de miel
  • 5 cucharadas de aceite de oliva

Las mascarillas caseras para los pies pueden ser útiles, pero debemos evitar los ingredientes irritantes. Esta mascarilla incluye un exfoliante químico suave, el ácido láctico, a través de la leche. “El ácido láctico es un ácido suave derivado de la leche con propiedades humectantes añadidas”. Es un exfoliante eficaz que hidrata la piel y es ideal para pieles secas y sensibles”.

Recuerda preparar los ingredientes antes de sumergir los pies en un barreño de agua templada durante 10 minutos.

Preparación: batimos los ingredientes hasta conseguir una textura homogénea. A continuación, aplicamos una capa fina en los pies y dejamos actuar durante 40 m. Retiramos con un limpiador suave. A continuación, retira con un limpiador suave o una toalla caliente y húmeda. Esta mascarilla es altamente hidratante, ideal para aplicar después de mantener los pies en remojo durante un tiempo de 10 minutos para que la piel pueda absorber todas las bondades de los ingredientes.

 

Para la piel seca: Zumo de limón, cúrcuma y cáscara molida de café

Ingredientes:

  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1/4 cucharadita de cúrcuma
  • 1/2 cucharadita de café molido

Para exfoliar la piel muerta, es conveniente añadir exfoliantes naturales para la piel. La receta que te proponemos es bien sencilla, ya que los exfoliantes que puedes añadir en pequeñas cantidades son la cúrcuma y los posos de café. La cúrcuma también tiene propiedades antiinflamatorias, ideal para nuestros pies después de un día duro.

Preparación: Para mezclar estos ingredientes, empieza como lo harías al hornear echando tus ingredientes secos en un bol -la cúrcuma y los posos de café-, luego añade el zumo de limón y mezcla hasta que la textura sea de tu agrado. Antes de untarte esta exfoliación, sumerge los pies en agua tibia durante 10 minutos para ablandar la piel muerta.

Para hidratar y exfoliar: Exfoliante de azúcar, aceite de oliva, miel y lavanda

Ingredientes:

  • 1/2 taza de azúcar granulado
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • 1/8 de taza de miel
  • 3-5 gotas de aceite esencial de lavanda

Ingredientes caseros como el azúcar granulado o la sal de Epsom pueden hacer un gran exfoliante de pies

Preparación: al igual que con la receta anterior, comienza tu mezcla exfoliante con los ingredientes secos (el azúcar). A continuación, añade la miel, el aceite de oliva y los aceites esenciales. Antes de utilizar este sencillo exfoliante hidratante, remoja los pies en agua tibia durante un máximo de 10 minutos.

Qué tener en cuenta al hacer una mascarilla para pies

Evita los exfoliantes fuertes como ciertos frutos secos triturados y el bicarbonato de sodio, ya que pueden crear pequeños cortes en la piel, alterando negativamente o perturbando el nivel saludable de pH. Debemos tener en cuenta que aunque la piel de las palmas de las manos es muy gruesa, las plantas de los pies son muy sensibles”.

Evita los ingredientes secantes como el alcohol, ya que puede resecar. En su lugar, opta por ingredientes como la glicerina, las ceramidas, la vitamina E, el aceite de lavanda, el aceite de menta y el aceite de árbol de té. Estos ingredientes ayudan a retener la humedad y a eliminar la piel muerta cuando se mezclan con un exfoliante para suavizar la textura áspera que muchas personas experimentan en los pies.

No utilices los exfoliantes químicos agresivos, más fuertes o los ácidos, de ese modo evitarás quemaduras o irritaciones al exfoliarte los pies. Recuerda que los exfoliantes químicos como el ácido salicílico, el ácido glicólico y las enzimas pueden ser demasiado agresivos para la piel de los pies.

Después de exfoliar y utilizar la mascarilla, hidrata con una crema de calidad mientras te aplicas un ligero masaje, tus pies te lo agradecerán y se sentirán caminando sobre nubes de algodón.

Deja una respuesta