(034) 635 31 96 88 (034) 900525801

Odayakaschool info@odayaka.es

Odayakaschool

Aceites Esenciales para el dolor de espalda

La espalda es una estructura compleja, basada en la expansión de los nervios desde las vértebras, conectando de este modo, con cada parte del cuerpo.

Malas posturas (tanto al caminar, sentarse, trabajar, hacer ejercicio…) estados de estrés, ansiedad, calzado inadecuado, la calidad/firmeza de nuestro colchón, pisada incorrecta…son solo algunas de las razones que afectan negativamente a la salud de nuestra espalda.

Existen diferentes métodos para mantenerla en forma: higiene postural, yoga, pilates, natación, masajes…

Si nos duele la espalda, posiblemente un problema está reclamando nuestra atención; el masaje aliviará tensiones y dolores musculares, permitiendo recuperar la facilidad de movimiento. Si el problema afecta a la estructura del tejido muscular, será un osteópata o quiropráctico el que nos trate.

 

Los masajistas disponen de diferentes herramientas de apoyo para tratar esta patología tan habitual; una de ellas es añadir aceites esenciales al aceite base o crema utilizados para impartir el masaje incrementando su efectividad, ya que ayudan a eliminar residuos tóxicos acumulados en las fibras musculares, mejoran el riego sanguíneo, relajan el músculo, lo calientan…

Los aceites esenciales más adecuados para el dolor de espalda son:

  • Vetiver (vetiveria zizonoides): en oriente es conocido como “el aceite de la tranquilidad”; tiene una fragancia terrosa, sensual y ligera, con propiedades antiespasmódicas, sedantes y activadoras de la circulación; muy recomendable para problemas musculares, molestias y/o dolores de espalda y artritis. Este aceite esencial calienta profundamente la musculatura, lo que provoca una ligera relajación y permite manipularla con más facilidad y efectividad. Su aroma relajante alivia y calma el dolor, al tiempo que no “activa” a la persona, algo muy conveniente si damos el masaje por la tarde/noche.
  • Mejorana (Origanum marjorana): suaviza y calma el dolor, al igual que el de vetiver, se recomienda su uso en tratamientos realizados por la tarde, sobre todo a personas estresadas, por sus propiedades relajantes, que ayudan a eliminar preocupaciones y tensiones nerviosas, trastornos de ansiedad e insomnio. Es un aceite cálido, dulce y reconfortante, antiespasmódico, analgésico y antiséptico. Muy indicado en molestias y dolores de espalda, rigidez, dolores de cabeza, calambres…
  • Lavanda (Lavandula angustifolia): con propiedades analgésicas, antiespasmódicas y calmantes, nos será de gran utilizad en el tratamiento de dolores musculares, ampliamente utilizado también en molestias estomacales, dolores de cabeza y resfriados con irritación o mucosidad.
  • Jengibre (Zingiber officinale) ayuda en el tratamiento de los dolores musculares, además de problemas digestivos: cólicos, hinchazón, estreñimiento; también en gripes, mala circulación…es reconfortante, euforizante y vigorizante, siendo un gran apoyo en el tratamiento de apatía y/o depresión. Al ser un aceite revitalizante, se recomienda cuando realizamos un masaje por la mañana o primera hora de la tarde. Sus efectos se notan con un pequeño hormigueo en la zona tratada. Al ser un aceite cálido, es muy adecuado en los masajes de manos y pies en personas con problemas circulatorios.
  • Romero (Rosmarinus officinalis): con un aroma penetrante y alegre, estimula la mente y los músculos doloridos. Con propiedades analgésicas, expectorantes, antisépticas y antiespasmódicas. Resulta muy adecuado en los masajes para molestias y dolores, incluido el dolor de espalda. Efectivo en el tratamiento de reuma, mala circulación, retención de líquidos…imprescindible en cualquier consulta. Al igual que el jengibre, posee acción vigorizante, recomendado en masajes/tratamientos por la mañana. Este aceite no debe aplicarse en personas epilépticas o durante el embarazo
  • clavo (Syzygium aromaticum Syn. Eugenia caryophyllata): Este aceite esencial debe gran parte de sus múltiples beneficios para la salud al eugenol, que constituye un 90% del aceite. Este compuesto proporciona potentes beneficios antisépticos y antiinflamatorios. Para experimentar su acción analgésica, será suficiente con mezclar 3 gotas de aceite esencial de clavo con 2ml de aceite portador (por ejemplo, el de almendras) y dar un masaje en la zona. Este aceite esencial es altamente fotosensible

 

Author Info

Odayaka

No Comments

Comments are closed.