Como tratar la piel en invierno

El invierno trae consigo un soplo de aire fresco, un anhelo de capuchinos, caldos, chocolate caliente, y largas y acogedoras noches al calor del hogar. Pero el invierno también da la bienvenida a la piel reseca, la descamación leve y las líneas marcadas, algo que parece aumentar día a día.

La piel a menudo tiende a verse opaca y las áreas realmente problemáticas son los codos, las rodillas y los talones dolorosamente agrietados que nunca parecen sanar, incluso con las cremas más confiables.

Muchas mujeres se quejan del hecho de que no existe una varita mágica que pueda transformar su tez pálida y su piel apagada en una piel suave, flexible y radiante, luminosa…Para conseguir una piel invernal impecable y hermosa, es importante que mantengas el equilibrio perfecto entre lo que se debe y no se debe hacer, ya que, por mucho que nos lo repitan, continuamos cayendo una y otra vez en los mismos errores.

Que evitar

Si bien existen muchos factores relacionados con la salud que determinan una buena piel, existen algunos factores externos que debes prestar atención, procurando evitarlos.

Calefacción:

sí, los calentadores y radiadores hacen que los dedos de los pies se sientan cómodos, pero es importante que no te sientes junto a uno durante demasiado tiempo, ya que secará tu piel. Mantén la calefacción encendida durante intervalos cortos en casa y, en caso de que estés trabajando en una oficina con aire acondicionado centralizado, sal a dar una caminata rápida de 5 minutos y toma un poco de aire fresco varias veces al día. Te sorprenderá lo mucho que puede hacer a tu piel.

Sol:

los rayos ultravioleta son extremadamente dañinos y pueden secar la piel fácilmente. Por otra parte, nuestro deseo de estar morenas hace que en algunas ocasiones, abusemos de las cabinas de bronceado.

Los deportes de invierno nos exponen a altas radiaciones, debemos asegurarnos de no estar frente al sol directo y, sobre todo, protección, protección y más protección.

Si tienes que estar al aire libre, trata de masajear unas gotas de aceite de sésamo por todo el rostro y el cuello. No olvides utilizar gafas de sol, aunque sea para un pequeño paseo por la ciudad.

Baños de agua caliente:

bañarse en agua caliente es una práctica común en el invierno, ya que mantiene alejado el frío. Pero no mucha gente sabe lo dañino que es y la rapidez con que seca la piel. Báñate siempre con agua tibia e intenta aplicar un poco de aceite aromático ligero después. No olvidemos una hidratación corporal profunda.

Maquillaje:

si has estado usando maquillaje sin humedad, ahora es el momento de cambiar, ya que incluso las pieles más grasas comienzan a sentir la sequedad del invierno. Esto se produce especialmente alrededor de las mejillas y las áreas de los labios. Evita los polvos compactos y aplica un poco de humectante antes de aplicar el maquillaje en la piel.

Cómo tratar la piel  en invierno

Nuestras estanterías en el baño están repletas de cremas nutritivas y humectantes que prometen una piel excelente. Pero…¿te has detenido alguna vez a preguntarte por qué es necesario utilizar algo que se conserva química o sintéticamente? Creo que la piel sana está de moda y ¡debes tratarla naturalmente. Hay una serie de poderosos humectantes y nutrientes naturales que dan aceite y que puedes hacerlas en casa. Créenme, los efectos son absolutamente impresionantes.

Miel, leche, nata fresca, yogur, almendras, pistachos, nueces, higos, pasas, leche en polvo, aguacates, plátanos y aceites naturales proporcionan nutrición a la piel. De hecho, creo que es más apropiado llamarlos «alimentos para la piel». Aquí tienes tres fabulosos paquetes nutritivos naturales para pieles en invierno:

Piel grasosa

Quienes tienen la piel grasa son quizás los más afortunados y los que menos sufren en los inviernos. Sin embargo, pueden tener algunos rastros de piel seca. Los parches secos se sienten más alrededor de los ojos, la frente y los labios. Así que limpia la cara con agua de rosas y masajea con miel a la que has añadido dos gotas de aceite de clavo seco o aceite de menta. Ahora prueba esta fabulosa receta facial:

Ingredientes:

  • 10 almendras en polvo
  • 1 cucharada de arroz en polvo
  • Arcilla de caolín
  • Leche
  • Jugo de limón
  • Una pizca de cúrcuma en polvo
  • 2 cucharaditas de polvo de sándalo

Mezclar todos los ingredientes y aplicar una capa gruesa por todo el rostro y el cuello. Cuando esté seco, frótelo y frótelo con leche con movimientos circulatorios suaves. Salpica la cara con agua fría y sécala suavemente.

Piel mixta

Se dice que aquellos que tienen piel seca y grasa tienen piel mixta. Y las personas con piel mixta son las que más luchan por tenerla lo más equilibrada posible. Su nariz, frente y barbilla no están tan secas, mientras que las mejillas y el área de los ojos están muy irregulares. Limpia tu rostro con un algodón humedecido en leche fría. Ahora masajea tu cara con aceite de oliva y el jugo de una naranja. Después de un ligero masaje, aplique el siguiente paquete facial:

Ingredientes:

  • 1 aguacate machacado
  • 2 cucharadas de miel
  • Jugo de limón
  • Tierra de batán
  • 10 pistachos en polvo
  • 2 cucharaditas de leche en polvo

Mezclar todos los ingredientes en la leche y aplicar en todo el rostro y cuello. Dejar actuar unos 20-30 minutos y lavar con leche fría y luego con agua tibia.

Piel seca

Este es la más problemática y necesita un verdadero mimo. Limpia tu rostro con leche y masajea con la combinación de tres potentes aceites naturales: aceite de almendra, sésamo y sándalo. Después del masaje, aplica el siguiente paquete facial:

Ingredientes

  • 2 cucharaditas de crema
  • 10 higos triturados
  • 2 cucharaditas de almendras en polvo
  • Medio plátano triturado
  • 2 cucharaditas de nueces en polvo
  • 1 huevo
  • 2 cucharaditas de pista en polvo
  • 1 huevo

Aplicar una capa gruesa en rostro y cuello y dejar actuar durante media hora aproximadamente.

¿cada cuanto tiempo debo aplicar estos tratamientos?

Todos estos tratamientos para la piel deben realizarse idealmente dos veces por semana para obtener resultados efectivos. A menudo me han preguntado si estos paquetes faciales son dañinos para la piel y siempre he respondido con una pregunta. «¿Es malo para la piel bañarse en agua caliente o un masaje con aceite caliente?» Al igual que nuestros cuerpos requieren limpieza e hidratación, también nuestros rostros y ninguno de estos maravillosos humectantes naturales tienen efectos dañinos o nocivos en la piel.

 

Un masaje con aceite caliente

En invierno, una forma ideal de mimar el cuerpo sería dándole un relajante masaje con aceite caliente. Si te lo das tu personalmente, combina aceites como sándalo, geranio, lavanda, sésamo y almendras. De este modo, al tiempo que cuidas y mimas tu piel, conseguirás aliviar el estrés. Y si puedes acudir a un spa o centro de terapias, regálate un delicioso masaje con chocolate caliente, Una verdadera delicia para el cuerpo y el estado de ánimo…

 

Mima tus manos y pies

El mejor momento para mimar las manos y los pies es por la noche. Vierte un poco de agua caliente en una tina, agrega media taza de aceite de semillas de sésamo y dos cucharadas de miel. Remoja manos y pies durante unos quince minutos. Masajea suavemente con una piedra pómez o luffa y luego crea espuma con un poco de crema en polvo fresca, azúcar y jugo de limón. Continúa masajeando hasta que todos los gránulos de azúcar se hayan derretido y lávalos con agua tibia.

Posteriormente, masajea con aceite de almendras y deja actuar el resto de la noche. Cuando te despiertes por la mañana, tus manos y pies se sentirán tan suaves como un pétalo. También sería una buena idea someterse a una pedicura y manicura regulares una vez a la semana, especialmente si te encuentras un tanto apática por la tristeza del invierno y necesitas un poco más de mimos…Busca un buen profesional que deje tus pies y manos cuidados, nutridos, saludables y bellos.

Alimentos que son buenos para tu piel

No dudes que los alimentos ingeridos afectarán la calidad de tu piel. Así que pon más énfasis en los productos lácteos, los higos, las pasas, los frutos secos, las carnes magras, los caldos espesos y muchas verduras verdes. Deléitate con esas maravillosas manzanas y naranjas de invierno para tomar tu dosis natural de vitamina C. Es una forma adiccional de saber como tratar la piel en invierno.

Ahora que tienes un programa de cuidado natural de invierno listo, sería una gran idea revisar los estantes de tu cocina y abastecerse de algunos de estos maravillosos alimentos naturales para la piel que harán que esta se encuentre saludable, brillante, tersa, suave… durante todo el invierno.

Recuerda siempre consultar con tu profesional de estética, preferentemente una especializada en estética natural, que será quien te indique y asesore sobre las necesidades especificas de tu piel.

About Author