(034) 635 31 96 88 (034) 900525801

Odayakaschool info@odayaka.es

Odayakaschool

Zonas De un Spa: La Sauna Finlandesa

La sauna, al igual que el baño turco, ofrecen un espacio donde podemos aprovechar los efectos beneficiosos del calor al tiempo que nos relajamos en absoluto silencio.

La sauna seca, también conocida como “sauna finlandesa”, fue desarrollada a partir del siglo V y eran cabañas de troncos que se calentaban con fuego y humo; siendo, por tanto, más propias de climas nórdicos. En principio, estas se ubicaban en los patios de las casas para, posteriormente, pasar a ser construidas en las orillas de lagos y ríos.

 

Actualmente en las saunas, se emplea calor seco a una temperatura entre 60 y 90ºC, aunque la temperatura a nivel del techo puede alcanzar los 100ºC. En este recinto de madera, la extrema sequedad (menos del 15% de humedad) ayuda a que la temperatura sea más tolerable, aunque disponen de una estufa cubierta de carbón de piedra, sobre el cual puede verterse agua para humedecer el ambiente. Debe utilizarse el agua con precaución, ya que elevar significativamente la humedad relativa del aire en el interior de la sauna puede tener como resultado que no se pueda tolerar.

¿Cómo actúa la sauna finlandesa sobre el organismo?

La elevada temperatura en el interior de la sauna invierte el gradiente térmico entre la piel y el exterior, lo cual limita la transferencia de calor corporal por radiación y convección. Esta es la razón del aumento de la temperatura superficial de la piel, esta se transmite a las zonas más internas del cuerpo, pudiendo elevarse la temperatura corporal hasta los 2ºC, y alcanzar en el interior del cuerpo una temperatura entre 38º a 39ºC, pudiendo alcanzar  la piel los 39º o 40ºC, produciendo un calentamiento interno que se traduce en la vasodilatación de los vasos profundos y arterias más internas, aumentando la circulación de la sangre y generando, por tanto, una mayor irrigación sanguínea de los órganos internos, lo que se traduce en una mayor oxigenación y nutrición de los mismos, aumentando las funciones fisiológicas de cada órgano y la circulación linfática, lo que facilita la eliminación de toxinas y sustancias de desecho del organismo a través del aumento de la sudación, lo que conlleva la eliminación de grandes cantidades de agua y sodio

Beneficios de la sauna finlandesa:

 

 

  • El calor abre los poros, estimulando la sudoración, lo que favorece la limpieza de la piel
  • Limpia las vías respiratorias
  • Aumenta la circulación de la sangre
  • Ayuda a eliminar toxinas, agua, desechos metabólicos, sales…
  • Aumenta la frecuencia cardíaca y disminuye la *presión arterial
  • Relaja la musculatura
  • Fortalece el sistema inmunológico
  • Recomendable en afecciones articulares y reumáticas (que no estén en fase aguda)
  • Apoyo en el tratamiento de la fibromialgia, por sus efectos relajantes sobre los puntos miofasciales…

*debemos tener en cuenta que los estímulos fríos que aplicamos después de la sauna producen vasoconstricción y aumento del trabajo cardíaco, lo que produce una elevación de la tensión arterial, pudiendo resultar perjudicial para personas hipertensas, debiendo tener una fase de enfriamiento lenta y progresiva, comenzando siempre por los pies en dirección ascendente y con agua templada, al menos la primera ducha de enfriamiento

 

Aspectos a tener en cuenta para disfrutar de la sauna

  • Es recomendable utilizarla una o dos veces por semana
  • Beber mucha agua, tanto antes de entrar como al salir (no durante), tanto para evitar deshidratarnos como para ayudar a la depuración y limpieza
  • Tomar una ducha templada antes de entrar para eliminar los residuos de gel, jabón, cremas…al tiempo que abrimos los poros
  • Debemos tener en cuenta que las zonas bajas son menos calientes que las altas
  • Al salir, darnos 5 minutos para enfriar las vías respiratorias, ducharnos nuevamente, preferentemente con agua *fría, comenzando siempre por los pies
  • Importante que hidratemos adecuadamente la piel una vez finalizada la sesión
  • No debemos estar más de 15 minutos en la sauna; algunas personas solo aguantan unos 5 minutos, sobre todo las primeras sesiones
  • Si nos mareamos, salir inmediatamente

Contraindicaciones de la sauna

  • No deben utilizarla mujeres embarazadas
  • Personas con problemas circulatorios como varices deben abstenerse de tomar sauna, pueden utilizar la de infra-rojos, de temperatura más moderada.
  • Después de hacer ejercicio, debemos esperar al menos 45 minutos, no es conveniente entrar en estado de agotamiento
  • Hipertiroidismo
  • Hipertensión arterial de origen renal
  • Tumores
  • Enfermedades inflamatorias internas como la hepatitis
  • En estados febriles
  • Arterioesclerosis…

En caso de duda, consulte a su proveedor habitual de la salud sobre la conveniencia de tomar sauna.

Author Info

Odayaka

No Comments

Comments are closed.