(034) 635 31 96 88 (034) 900525801

Odayakaschool info@odayaka.es

Odayakaschool

Convivir Con El Reumatismo

El reumatismo, también conocido como “reuma” no es una enfermedad específica, ya que existen más de 200 enfermedades de tipo reumático, siendo las tres más conocidas la artritis, la artrosis y la fibromialgia.

Podemos definir el reumatismo como un conjunto de síntomas que incluyen la inflamación, limitación en el movimiento articular e incluso la deformación de algunos huesos, lo cual provoca dolor y rigidez en articulaciones u otras estructuras musculares y óseas de manera crónica.

¿cúal es la causa del reumatismo?

Las causas son diversas, de ahí la importancia de un diagnóstico específico. Entre las causas más comunes podemos encontrar:

  • Factores hereditarios
  • Desequilibrios hormonales
  • Tensiones psíquicas
  • Infecciones
  • Focos inflamatorios…

Enfermedades como osteoartritis, el origen puede estar relacionado con el peso corporal, la edad o un historial de lesiones deportivas. La artritis reumatoide y la artritis psoriásica, son alteraciones del sistema inmunológico, donde el sistema de defensa se vuelve en contra del propio cuerpo, atacando los tejidos sanos.

Enfermedades reumáticas más comunes:

  • Artrosis u osteoartritis: es la degeneración progresiva del cartílago que recubre las superficies internas de las articulaciones en el que este pierde su estructura y la función para la que ha sido diseñado; básicamente, el cartílago pierde parte de su contenido en agua y las fibras de colágeno que le dan forma se rompen, con lo que disminuye su grosor, deformándose y como consecuencia, dificultando el movimiento de la articulación.
  • Artritis: es la inflamación de una o varias articulaciones, pudiendo ser aguda o crónica con brotes ocasionales. La capa que recubre toda la articulación (membrana sinovial) es la que proporciona el líquido sinovial, que es el lubricante que permite a los dos extremos cartilaginosos que conforman la articulación, resbalen el uno sobre el otro y que produce el movimiento. El dolor persistente que caracteriza la hinchazón de la artritis, no remite con el descanso.
  • Fibromialgia: es una forma de reumatismo en los tejidos blandos, no existiendo inflamación, pero si dolor y rigidez.

Factores de riesgo; aunque el origen exacto es desconocido, se sabe que diferentes factores influyen significativamente en su desarrollo, estos son:

  • Las articulaciones del cuerpo tienen 3 funciones: la movilidad, la amortiguación y la distribución del peso del cuerpo. Si están sobrecargadas, tarde o temprano van a enfermarse.
  • Mala alimentación: demasiadas grasas animales, fritos, harinas procesadas, dulces…e insuficiencia de nutrientes
  • Hormonal: hay tipos de artrosis más frecuentes en las mujeres (manos y rodillas) y otros más habituales en los hombres (caderas)
  • Deportes de élite y/o de alto impacto como el tenis, fútbol, baloncesto…deben practicarse con moderación y siempre después de haber realizado un chequeo completo.
  • Causas mecánicas: cuando el cartílago es sometido a un esfuerzo continuado y repetitivo, se gastará antes y aparecerá la artrosis.

Ayudas para combatir las enfermedades reumáticas

Lo primero será acudir a nuestro proveedor habitual de la salud que nos derivará al especialista para diagnosticar correctamente que tipo de reumatismo padecemos. Complementando el tratamiento, podemos adoptar ciertos hábitos que nos ayudarán a mejorar los síntomas.

  • Hidroterapia; acudir a un spa o balneario especializado en enfermedades reumáticas mejorará notablemente nuestra enfermedad gracias a tratamientos basados en aguas mineromedicinales, cataplasmas, barros, arcillas…
  • Realizar actividad física periódicamente, solicitando asesoramiento multidisciplinar si fuera necesario (entrenador deportivo junto con fisioterapeuta)
  • Reeducación postural si fuera necesaria. Una mala pisada, pies planos o cavos, mala alineación de las rodillas…son factores que a la larga influyen de forma negativa en nuestras articulaciones, por eso es tan importante la prevención desde la infancia.
  • el efecto del sol es muy beneficioso, ya que favorece la capacidad de sintetizar la vitamina D,  fundamental para mejorar el estado de huesos y músculos
  • el nadar favorece la agilidad articular, evitando hacerlo en aguas frías
  • El calor es otro de los factores clave en la mejora de los síntomas de estas enfermedades, ya que dilata los vasos sanguíneos por lo que ciertas patologías reumáticas, dolores, inflamaciones y contracturas mejoran en esta época del año.

Alimentación, suplementos vitamínicos, ejercicios específicos…todo ello te ayudará a la hora de combatir el dolor y retrasar lo máximo posible la aparición y desarrollo del reumatismo.

Consulta siempre con un profesional

Author Info

Odayaka

No Comments

Comments are closed.