Vitaminas, sus funciones en el organismo

Las vitaminas son substancias orgánicas imprescindibles para la vida, las cuales suelen estar presentes en los alimentos en pequeñas cantidades. Siendo las encargadas de dar y regular al organismo la energía suficiente para que este se desarrolle adecuadamente.

Las vitaminas, junto con los demás nutrientes (proteínas, grasas, hidratos de carbono, minerales y agua) son los que permiten que el cuerpo cumpla correctamente sus funciones físicas y psicológicas.

Dentro de la compleja máquina orgánica que es el cuerpo humano, cada vitamina tiene una función única. Estas pueden ingerirse a través de los alimentos y/o suplementos dietéticos, ya que no pueden ser sintetizadas o elaboradas por el organismo. Debemos tener en cuenta que tan perjudicial es la carencia de vitaminas como su exceso.

A continuación, veremos un listado de las diferentes vitaminas y su función:

Vitamina A (retinol, caroteno): mejora la vista, previene infecciones respiratorias, favorece el crecimiento del cabello, huesos y dientes. También ayuda a conseguir un buen bronceado y prolongar el conseguido.

Fuentes Naturales de vitamina A: leche entera, yema de huevo, queso, mantequilla, hígado, melón, boniato, zanahoria, hortalizas de hojas verdes…

Vitamina B1 (tiamina): ayuda al correcto funcionamiento de los músculos, nervios y corazón, mejora la actitud mental, favorece el crecimiento, ayuda a la digestión y mejora la actitud mental.

Fuentes Naturales de vitamina B1: cereales integrales, levadura de cerveza, hígado, hortalizas, cacahuetes, avena, salvado de trigo…

Vitamina B2 (riboflovina): mantiene la piel sana, previene las llagas en labios y boca, favorece el crecimiento de uñas y piel

Fuentes Naturales de Vitamina B2: pescado, riñones, hortalizas de hojas verdes, requesón, yogurt, leche, pescado…

Vitamina B3 (niacina): previene el mal aliento, mantiene la piel sana, ayuda a aprovechar la energía de los alimentos, permite la producción de neurotransmisores; se relaciona con procesos metabólicos esenciales para que las células tengan suficiente energía y puedan realizar sus procesos específicos.

Fuentes Naturales de Vitamina B3: germen de trigo, higos secos, carne de ave, levadura de cerveza, carnes magras, pescado, huevos…

Vitamina B5 (ácido pantoténico): interviene en la transformación de grasas y azúcares en energía, ayuda a la producción de glóbulos rojos, contribuye a la formación de anticuerpos, evita la fatiga, ayuda a mantener la salud de piel y cabello, proporciona a todos los órganos la habilidad de manejar el estrés físico y mental…

Fuentes Naturales de Vitamina B5: aunque está presente en la mayoría de los alimentos, los que contienen mayor cantidad son el salvado y germen de trigo, yema de huevo, hortalizas verdes, hígado, frutos secos…

Vitamina B6 (piridoxina, piridoxamina, piridoxal): ayuda a asimilar las proteínas y las grasas, evita las alteraciones nerviosas y cutáneas, previene la anemia, se requiere para la correcta formación de los neurotransmisores, está involucrada en el proceso de la formación de mielina, una capa de grasa que cubre a los nervios…

Fuentes Naturales de Vitamina B6: carne de ave y vacuno, mariscos, pescado, melón, riñones, leche, melaza, salvado y germen de trigo…

Vitamina B8 (biotina): esta vitamina influye en el metabolismo de los hidratos de carbono y en la síntesis de las proteínas, está relacionada con el crecimiento celular, estimula la producción de tejidos en el organismo. De ahí su importancia para cabello, piel y uñas, ayuda en el exceso de colesterol…

Fuentes Naturales de Vitamina B8: hígado, yema de huevo, frutos secos, levadura de cerveza, leche, arroz integral, setas…

Vitamina B9 (ácido fólico): previene anemias, es altamente responsable de un embarazo saludable y es fundamental en el desarrollo del sistema nervioso central del feto, reduce el riesgo de hemorragias y de la toxemia del embarazo o preeclampsia (hipertensión y aparición de toxinas en la orina), reduce las posibilidades de riesgo en un parto prematuro…

Fuentes Naturales de Vitamina B9: hortalizas de color verde oscuro y las de color naranja, levadura de cerveza, yema de huevo, legumbres, harinas integrales de trigo y centeno, aguacates…

Vitamina B12 (cobolamina): ayuda a prevenir la anemia, evita la irritabilidad en los niños, favorece el crecimiento, ayuda a mantener sanas las neuronas y los glóbulos sanguíneos…

Fuentes Naturales de Vitamina B12: carne de cerdo y vacuno, hígado, leche, pescado, marisco, riñones, algas wakame y espirulina, queso, huevos…

Vitamina C (ácido ascórbico): ayuda a absorber el hierro, es imprescindible en el crecimiento y reparación de los tejidos, repara y mantiene el cartílago, hueso y dientes, antioxidante…

Fuentes Naturales de Vitamina C: todas las frutas y verduras contienen una mayor o menor cantidad de vitamina C, las más ricas serían el melón, kiwi, papaya, mango, piña, sandia, fresas, frambuesas, arándanos…brócoli, pimiento rojo y verde, repollo, tomae, espinacas…

Vitamina D (calciferol): promueve el crecimiento y mineralización de los huesos, fortalece el sistema inmunitario, interviene en la creación de la insulina en el páncreas…

Fuentes Naturales de Vitamina D: sardinas, arenques, salmón, aguacate, aceite de pescado, productos lácteos, yema de huevo…también se sintetiza por la piel mediante la exposición a la luz solar.

Vitamina E (tocoferol): de gran poder antioxidante, por lo que protege el tejido corporal del daño que causan los radicales libres, los cuales pueden dañar tejidos, órganos, células…ayuda a fortalecer el sistema inmunitario…

Fuentes Naturales de Vitamina E: aceites vegetales, germen de trigo, coles de Bruselas, brécol, huevos, espinacas…

Vitamina K (menadiona fitomenadiona): su principal función es la de favorecer la coagulación de la sangre, lo que evita hemorragias tanto externas como internas, otorga fortaleza a los huesos de las personas mayores…

Fuentes Naturales de Vitamina K: yema de huevo, yogur, alfalfa, hortalizas de hoja verde, alga kelp, leche, aceite de hígado de bacalao…

Vitamina P (bioflavonoides rutina): protege la circulación, fortalece los capilares, previene la formación de varices y cardenales, previene infecciones y sangrado de encías, actúa en sinergia con la vitamina C…

Fuentes Naturales de Vitamina P:  trigo sarraceno, cerezas, melocotones, la corteza de cítricos, hortalizas de hoja verdes, pescado, carne de res, limón, cerezas, uvas…

About Author